El milagro de San Huberto

El milagro de San Huberto

San Huberto fue hijo de los Duques de Aquitania, donde nació en el año 665. En su juventud llevó una vida mundana en la corte del rey Teodorico y de Pipino de Heristal. Según una leyenda, se convirtió en una cacería, a la que era muy aficionado. Cuanta esa leyenda que se le apareció un ciervo blanco con una cruz luminosa en la cabeza que le hizo reflexionar y le llevó a la conversión y a un cambio total en su vida.

san huberto

A la muerte de su esposa ingresó en un monasterio entregándose totalmente al servicio a Dios, y allí recibió el sacerdocio. No mucho después fue elegido obispo de Tongres (Maastricht) y Lieja (Bélgica), y con gran celo apostólico logró convertir a los moradores del actual Luxemburgo. Construyó muchas iglesias y consagró la Basílica de la Virgen en Emal.

Convirtió a Alponide, concubina de Pipino de Heristal, que había denunciado al obispo Lamberto, por lo que fue asesinado. Tras su muerte su cuerpo fue depositado en la Basílica de San Pedro de Lieja. Al levantar el sepulcro tiempo después su cuerpo se halaba incorrupto, hecho que impresionó grandemente a Carlomagno.

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •