NO NOS CALLARAN, EN DEFENSA DE LA CIENCIA CIUDADANA Y POR UNA INVESTIGACIÓN MÁS DEMOCRÁTICA

NO NOS CALLARAN, EN DEFENSA DE LA CIENCIA CIUDADANA Y POR UNA INVESTIGACIÓN MÁS DEMOCRÁTICA

ARTÍCULO DE Juan Bautista Llorca Ramis.
Abogado, Técnico Urbanista, Voluntario –Colaborador del Proyecto Científico Estudio sobre migración de fringílidos en la Comunidad Valenciana miembro de la Asociación Ornitológica Marina Baixa

Preámbulo: 

“Los responsables políticos del Gobierno Valenciano, encargados de la Secretaria Autonómica de Medio Ambiente y Cambio Climático, afines al partido político denominado ‘Compromís’, han prohibido la continuidad del  ‘Proyecto de Seguimiento Migratorio de Aves Fringílidas sobre la Comunidad Valenciana’, elaborado con capital de ‘Ciencia Ciudadana’ proveniente del ‘Silvestrismo’. Fruto de este malestar general del sector cinegético, se elabora el artículo adjunto”

Lo que nos temíamos ocurrió, después de cuatro años trabajando gratuita y voluntariamente -no lo olvidemos-, la Administración Medioambiental de la Generalitat, apoyada en 6 ó 7 grupos ecologistas, nos da una patada y nos deja fuera del proyecto científico sobre migración de aves fringílidas en la Comunidad Valenciana en la que estábamos participando un grupo de ciudadanos de distintas edades y profesiones, ello sin consultarnos ni darnos las gracias.

A pesar de esto, no nos hemos quedado quietos y hemos impugnado una decisión administrativa que ha anulado el Proyecto, proyecto que fue aprobado por otra resolución también administrativa si bien dictada cuando gobernaba otra formación de diferente color político; resolución que ha estado cuatro temporadas vigente desde el año 2012 y ahora resulta que no es acorde a norma. ¿Será por el color político? No creo que la administración apruebe o deniegue proyectos científicos según el grupo político qué este en el gobierno. ¡No en un estado de Derecho!

Si bien somos conscientes de que la batalla que hemos emprendido se parece a la que tuvo aquél David contra Goliat, qué podemos hacer si somos un grupo de 216 voluntarios repartidos a lo largo de las tres provincias valencianas, colaboradores desinteresados, sin medios, solos contra la fuerza de los ecologistas amparados por el aparato jurídico de la Generalitat. Esperemos que la verdad y la justicia triunfen.

No hace falta que os diga que no recibimos ayudas ni subvenciones ni de Europa ni del Estado y mucho menos de la Comunidad Autónoma a la que pertenecemos.

Es claro que la CIENCIA CIUDADANA, lo tiene difícil en esta Comunidad, no estamos capacitados para participar en el Proyecto parece ser.

Contaros que el trabajo que veníamos realizando y juzgad vosotros, a grandes líneas era el siguiente: nuestro proyecto nos fue aprobado en el año 2012 por la Administración Autonómica como ya hemos dicho. La idea, el objeto, era realizar un seguimiento del paso migratorio mediante la observación a 10 años vista del paso por la Comunidad Autónoma Valenciana de las siguientes especies: pardillos, jilgueros, verderones, verdecillos, pinzones, y nuestra colaboración consiste en la aportación de nuestros conocimientos adquiridos durante toda una vida dedicada a nuestra modalidad de caza en vivo, es decir, la devolución de los ejemplares capturados, devueltos en perfectas condiciones, aportando entre otros los siguientes datos experimentales siguiendo un protocolo de trabajo de campo diseñado por los directores del proyecto, y que consiste en ir especificando:

a) Número de avistados e identificación de la especie dentro del grupo de los fringílidos objeto del estudio (partes de avistamiento).

b) Número de capturados e identificación de la especie (partes de captura), y una vez capturados pasamos a anillarlos, establecer su sexo y edad, y tomar medidas biométricas en su caso.

c) Liberación inmediata de las aves.

Estos datos los tomamos en el campo, en puestos fijos y localizados, determinados y comunicados previamente a la Administración Autonómica y a sus agentes en un cuadernillo de campo, siendo una de las finalidades el de anillar y soltar el mayor número de aves posibles a fin de recapturarlos en temporadas posteriores. Todos estos datos los entregamos a los directores del proyecto para su estudio una vez finalizada la temporada, sin perjuicio de las visitas que ellos realizan a los puestos y de los seminarios que nos han dado y reuniones que hemos mantenido al respecto.

Pues todo esto se va al traste, parece ser que si no estamos respaldados por determinados lobbies ecologistas no podemos hacer nada. Es decir, después de pertenecer a determinadas Asociaciones Ornitológicas, haber practicado la caza en vivo de aves fringílidas y su suelta inmediata, haber anillado con anillas facilitadas por la Administración apoyados en las Ordenes de vedas y de los cursillos recibidos por parte de los directores, ahora después de tantos años resulta que nuestros conocimientos adquiridos no traen causa, no sirven para nada, no estamos capacitados para la labor que veníamos haciendo.

No obstante no nos vamos a quedar con los brazos cruzados esperando que recaiga sentencia judicial, (¿cuando dictarán sentencia los Tribunales?, vaya usted a saber), y si en un primer momento te hierve la sangre y piensas en lo de la desobediencia civil en la insumisión, después recapacitas y aunque los daños al proyecto ya están hechos, vamos a seguir colaborando a favor de la sociedad, a favor del medio ambiente, a favor de las aves. Cuanto más las estudiemos más las conoceremos. Eso sí, nos ajustaremos a los que nos han autorizado en la Orden en los que se autorizaba con carácter excepcional, la captura, tenencia y cría de aves fringílidas para la participación en los concursos de canto, seguiremos recabando datos dentro de los límites que nos han impuesto y conscientes de que está limitación perjudica gravemente el estudio que se estaba realizando.

Alicante, a 15 de septiembre de 2016.

Foto: By @Francis C. Franklin / CC-BY-SA-3.0, CC BY-SA 3.0, https//commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=30989292

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •