PROHIBICIONES DE LA CAZA A NIVEL GUBERNAMENTAL

PROHIBICIONES DE LA CAZA A NIVEL GUBERNAMENTAL

Artículo de Javier Sintes Pelaz

Coordinador en España de la Federación Europea de la Caza con Arco

Como coordinador en España de la Federación Europea de la Caza con Arco, (EBF), y dado que esta entidad está integrada en la Federación de Asociaciones de Cazadores Europeos (FACE), recibo todos los emails que dicha institución envía a todos sus contactos en Europa y entre ellos, uno, muy reciente, procede de la Delegación de la FACE en Albania, y dadas las circunstancias, su firmante solicita a la mayor brevedad posible, cualquier tipo de información y respaldo para que el gobierno vigente, deje de prohibir la caza recreativa y comercial en su país.

Como es lógico, la Oficina Nacional de la Caza, (ONC), como representante de la FACE en España, ya está procediendo a brindarles todo tipo de argumentos cinéticos, ambientalistas y jurídicos que están a su alcance para ayudar a que tamaño error ambiental, económico y social sea evitado.

Por mi parte y si me doy venia para comentar este tema es, al estar vinculado en mayor o menor grado a las tres entidades antes mencionadas, para expresar así, nuestro apoyo a los colegas cazadores albaneses, y además, para reflexionar sobre la posibilidad de la debacle que se podría generar en Albania si se mantiene tal prohibición, y por ello,  creo oportuno, con la venia y la supervisión de la ONC, exponer este  “aviso para navegantes” pues lo de la posible  prohibición de la caza  en algunas de las naciones de la UE es algo que anda revoloteando por ahí, no solo en Albania, sino en la mente de algunas personas que aspiran a gobernarlas gracias a la obtención de unos votos procedentes, sobre todo, de una inmensa mayoría de bienintencionados y potenciales votantes urbanos a los que se les mantiene masiva y socialmente desinformados y convencidos de que cazar es algo malo y que los cazadores solo matan por matar.

El primer ejemplo de una prohibición total de la caza a nivel de decisión gubernamental, que ya ha acaeció hace  bastantes años y que desde entonces está generando unas alteraciones locales ambientales, sociales y económicas cada vez mas desastrosas e inviables de reconducir, fue Kenia, y quien realmente se interese por lo que allí aconteció y por lo que allí se está cociendo, que no acuda a la opinión de quienes, .- sin interesarse por las realidades científicas y sociales del tema.-, creen, con emocional fe ciega, que la caza es una aberración y que por tanto, debe de estar prohibida y…,  como adelanto, expreso aquí, que desde que en 1977 se prohibió la caza recreacional y de pago en aquella nación, la fauna silvestre ha disminuido en un 70% y sigue a la baja porque, salvo los que viven de los animales de los Parques o de los existentes en sus negocios de ecoturismo privado, nadie se interesa por la existencia de los animales ni por sus hábitats, al no recibir compensación económica alguna, siendo todo esto, un anuncio de lo que va a pasar en Botswana, pues en el 2014 ha sido la segunda nación del mundo que ha decidido prohibir la caza

Sabido esto y si realmente se desea ser una o un eficiente conservacionista riguroso y racional, la o le sugerimos que consulte sobre este complejo asunto a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, (UICN), ya que es la entidad científica a la que se acude cuando hay que indagar algo relacionado con cualquier tipo de asunto ambiental, y por lo demás, si alguien cree que ver manadas de cientos de animales deambulando por delante de sus coches al visitar los mas afamados Parques Nacionales del mundo, es lo que ha de ser, que sepa que, a nivel global, todas esas poblaciones de especies locales están antropofilizadas e irremediablemente consanguinizadas lo cual significa que para sus desgracias, también están existencial y genéticamente desvirtuadas con la consciente y mas relevante intención, por parte de quienes los potencian, de atraer a un ecoturismo, .- mayoritariamente urbano y con un adecuado poder adquisitivo.-, para que disfrute de su “maravillosa oferta ecoturistica” conllevándoles a creer que por fin, estarán viendo un documental de la 2 en persona y en unos entornos naturales en los que la caza está totalmente prohibida, lo cual implica, además, que en la mayoría de esos Parques y dejando a un lado los mas serios, se  mantiene a la inocente eco clientela en la creencia de que en ellos no se mata a ningún animal, lo cual es una falaz y mantenida hipocresía pues cada año, sus profesionales, a los que se les paga por hacerlo, han de reequilibrar eficaz y selectivamente sus diversas poblaciones de predantes y predables, .- a tiros, flechas o con trampas.-, para evitar, en caso de no hacerlo, una irrecuperable desaparición de la vegetación nutriente que exista en sus entornos. En cambio y loándolos, tanto en el Centro de Información del Kruger, como en el de Yellowstone o el de Denali en Alaska, no se cortan cuando explican a sus visitantes que la caza recreacional en sus lindes o la profesional dentro de sus entornos es absolutamente necesaria para mantenerlos debidamente equilibrados y esto, hace algunos pocos años, no se comunicaba pues se consideraba  políticamente incorrecto.

Llegados aquí, traduzco lo mas relevante del texto albanés y luego expondré unas deducciones  personales, .- que podrían acontecer si eso fuese aprobado en Europa.- , fundándome en lo que conozco y en ciertos hechos que se van constatando en mas de una de las naciones de la U.E. incluyendo la nuestra.

“En Junio del 2016, la Asamblea de la República de Albania, basándose en la propuesta del Consejo Ministerial, aprobó la Ley Nº. 61/2016  que se refiere a la declaración de una moratoria de la caza en la república de Albania”

Esta Ley ya ha sido publicada en su Boletín Oficial el 14-6-2016, en el Acta Nº 9640 y fue puesta en vigor 15 días después.

“El propósito de esta Ley es la prohibición del ejercicio de la caza de cualquier tipo de especie en todo el territorio de la Republica de Albania por un período de 5 años con la intención de mejorar la situación de las especies silvestres”

Asimismo, quien la escribe comenta que esa ley prosigue a la que se aprobó hace dos años, en el 2014, que prohibió la caza deportiva en aquella nación.

Es decir, que ya llevan dos temporadas sin cazar y que todo indica que tampoco lo harán durante los cinco siguientes años, basándose, los que apoyan estas decisiones, en que hay que regenerar las poblaciones de especies silvestres en sus entornos.

Por todo ello, el Secretario General de la Federación Albanesa de Cazadores, el Sr. Themi Perri, que es quien firma dicha carta, solicita a la FACE respaldo para impedirlo y por ende, nos pide a todos los cazadores y conservacionistas europeos, que le proveamos de datos o información adecuada con respecto a tres cuestiones.

¿Existe en la UE alguna Ley que haya prohibido o que prohíba la caza*?

( Se ha de aclarar que quien redacta la carta usa el concepto inglés “sport hunting” que en español equivale semánticamente a “caza recreacional” ya que en la actualidad y a nivel internacional, la caza no se considera un deporte, salvo que se practique durante una competición deportiva)

¿Podría alguien facilitarnos información acerca de la prohibición de algunas

   modalidades de caza o de cazar algunas especies, en todo su

   territorio nacional o en alguna región concreta?

En cualquier caso, en lo que concierne a las dos preguntas anteriores y si

   ese tipo de prohibiciones existiesen en alguna nación de la UE, nos gustaría

   saber si dichas decisiones están basadas en específicos y evidenciables

   estudios científicos.

Total, que finaliza su carta solicitando el máximo de ayuda y respaldo posible y por ello, si alguien se apunta ayudarles, que lo haga a través de la ONC que es quien responderá idóneamente ante esta situación que por lógica, nos propicia dos dudas genéricas.

A/ Será cierto eso de que es necesario prohibir la caza allí durante otros cinco años para que la fauna silvestre pueda auto regenerarse, asentarse y excederse?

En tal caso, esa decisión, si estuviese respaldada científica y demostrablemente, tendría sentido, y entonces, los cazadores consecuentes y responsables, serían los primeros en aceptarlo y apoyarlo

B/ ¿Será esa decisión la tipica y cada vez mas empleada maniobra o jugada política para que unos dirigentes se aprovechen de la buena intención de una gran cantidad de votantes urbanos que ya están convencidos de que no se ha de cazar?

En tal caso, dejando a un lado y por respeto a toda esa masa urbana que emocional y bienintencionadamente está íntimamente convencida de que la caza ha de ser prohibida al no conocer a fondo de que va, para qué sirve y porque se “autoriza” año tras año, esa posibilidad debería ser considerada como un nefasto engaño político social masivo, y a quienes fomentasen tan errada forma de “cuidar” de la Naturaleza actual, se les debería impedir sus planes lo antes posible ya que en unos pocos años, esa Naturaleza “que tanto aman” ese tipo de arteros dirigentes políticos,  sería irremediable y negativamente alterada.

Al expresar esto último, no se si me estoy metiendo en camisa de once varas, pero por mi relación con el medioambiente y la caza, no tengo duda de que hay ecólogos y conservacionistas serios y responsables que no tienen duda alguna en aseverar que cuando es científicamente necesaria, la caza también lo es y tampoco me corto en expresar que también hay ecologistas que sabiendo perfectamente que lo que pregonan es un error fatal, lo ocultan a sus incondicionales y les animan a ser unos extremistas del asunto lo cual es una pena pues de lo único de lo que realmente se preocupan es de mantener su estatus de dirigente y su sueldo mensual sea como sea, y a tal punto es así que ante el hecho de no poder desacreditar, criticar o zaherir mediaticamente a alguien o a algún proyecto ambiental realmente riguroso y necesario, se dedican a tergiversar los hechos para lograr la consecuente aprobación social y en esto, los medios de divulgación, salvo unas poquísimas excepciones, les apoyan incondicionalmente y no preguntan la versión de los criticados.

Sencillamente, dejan que esos manejadores sociales irresponsables, sean los que se expresen y difundan en los periódicos, en las emisoras radiofónicas o en las cadenas televisivas mas influyentes y… ante esto, lo primero que se me ocurre es acudir al viejo refrán “ Cuando las barbas de tu vecino ves pelar, pon las tuyas a remojar” y lo segundo, es difundir lo que yo voy conociendo para que si alguien lo lee, sopese esos proyectos políticos anticaza pues ya es un hecho que, al igual que en Albania, en las naciones mas evolucionadas de la UE, ya se están organizando muy potentes grupos de animalistas y ecologistas, en su mayoría, urbanos, que ya han presentado sus conjuntadas demandas anticaza, ante el Parlamento Europeo y …, por ahora, lo mas llamativo del asunto, es que la propia Consejeria del Medioambiente Europeo con sede en Copenhague, ya se está poniendo nerviosa pues sus dirigentes, que son unos profesionales del tema adecuadamente instruidos sobre la necesidad de “autorizar” la caza año tras año en los entornos europeos que lo necesiten, saben perfectamente, lo que acontecería ambientalmente en ellos, si alguna o todas las naciones europeas prohibiese la caza.

Al principio durante las dos o tres primeras temporadas, se constataría una explosión demográfica general y los entornos lo resistirían, pero a la cuarta o la quinta, el crecimiento exponencial de todas las especies implicadas y la necesaria y diaria nutrición e hidratación de todos los ejemplares empezarían a mellarlo. Transcurridos unos 6 años, la antropofilia y la consanguinidad también comenzaría a incidir negativamente en cada especie y entonces los conflictos socio ambientales por daños en cultivos, en entornos públicos urbanos y en fincas y jardines privados aumentarían creando grave tensión social y por desgracia, los accidentes de trafico también se incrementarían, aunque lo mas grave de todo sería que en unos diez años, y esto también lo saben las y los que tanto denostan la caza a nivel político, se iniciaría la desertización de los entornos afectados, la desaparición de la capa bentónica, fuese o no fuese nutriente, la consecuente hambruna generalizada, las consabidas y erradicadoras epidemias que arrasan cuando esto acontece y finalmente, la desaparición de la Naturaleza activa donde esto hubiese acontecido.

Lo triste, es que todo eso no son inviables hipótesis y se puede comprobar que así ha ocurrido en los lugares del mundo en los que, en base a los intereses de ciertas organizaciones de ecologistas, se prohibió la caza  y cuando, a falta de eficientes predadores naturales, se dejó de incidir, controladamente, en las especies predables, las mentadas complicaciones y sus consecuentes desastres  acontecieron, y si a todo ello añadimos la ruina que se les generaría a quienes viven de la caza directamente, .- ya fuesen gestores, propietarios, guías profesionales o sus asistentes.-, o indirectamente, .- al vivir de la hostelería, la restauración, la fabricación y venta de ramas y munición de caza o la taxidermia, entre muchas mas profesiones relacionadas con la caza.-, apaga y vámonos!

Finalmente y para terminar, aunque el asunto de la prohibición de la caza traerá mucha cola porque cada vez se solicitará mas a  menudo y en mas naciones europeas, creo acertado comentar, por si no os habéis fijado, que he entrecomillado el verbo “autorizar” cuando ha aparecido, y deseando aclarar porqué lo he hecho, comento que hasta ahora, en la UE y que yo sepa, todas las Agencias de Medioambiente usan ese autorizante verbo para comunicar a los cazadores, cuando les dan venia para ir a cazar; descastar o controlar poblacionales selectivamente y eso implica que en realidad, ese verbo debería ser cambiado por el de “solicitar” o el de “requerir” ya que en la realidad, lo que hacen es bien usar al voluntarioso y aceptativo colectivo cazador tal, cómo y cuando ellos lo necesitan, pero sin darles a entender que realmente son anualmente necesarios lo cual está siendo cada vez peor aceptado y por eso y como ejemplo, en Estados Unidos y en Canadá, este asunto está cambiando y las propias Agencias están loando social y públicamente a los cazadores para intentar tres cosas: Una, el que la gente no cazadora sepa que la labor que desarrollan los cazadores año tras año es ambientalmente necesaria; otra, el que los cazadores se sientan bien considerados, lo cual aumenta su eficacia, su responsabilidad y su buen hacer cinegético ambiental, y la tercera, que las nuevas generaciones se interesen por la caza pues, ante la paulatina y anual merma de solicitud de licencias de caza, están preocupadísimos por lo que esa falta de afición a la caza pueda deparar en un no muy lejano futuro a sus preciosos entornos naturales.

Así pues, que Quien nos cuida nos pille confesaos y hasta la siguiente.

 

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •