El acoso al lobo es el grave drama de esta especie

El acoso al lobo es el grave drama de esta especie

La ONC reclama que sea la Administración la que realice censos objetivos de lobo con metodología científica, sobre el terreno e implicando a todos los colectivos afectados como la propia ONC

MADRID, 5 DE FEBRERO DE 2016

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) considera que el acoso sistemático al lobo, en forma de sobreprotección, por parte de algunas organizaciones autodenominadas ecologistas, es el grave drama de esta especie, como demuestran los datos. Y es que, recuerda la ONC, allí donde se apuesta por una gestión sostenible con una estrecha colaboración de la Administración con el sector de la caza, el censo de esta especie ha aumentado de forma considerable.

Al mismo tiempo ha lamentado las afirmaciones gratuitas lanzadas por WWF hablando de “caza furtiva” de esta especie en Castilla y León, cuando hasta la fecha no hay datos que sostengan que se esté produciendo, ni siquiera aisladamente, dicha práctica ilegal.

La ONC recuerda que el censo de lobos realizado de forma oficial por el Departamento de Medio Ambiente de Castilla y León ha detectado un aumento del 20% de esta especie en la última década, con más de 1.600 ejemplares distribuidos en casi 180 manadas. Esto ha sido posible, entre otras cosas, gracias a la colaboración de los cazadores con la Administración, como ha ocurrido en otros puntos de España, puesto que el sector cinegético tiene claro que el lobo ibérico es patrimonio de todos.

En cualquier caso, la ONC -asociación conservacionista y ecologista sin ánimo de lucro, con el mayor número de miembros afiliados a través de sus federaciones, que no sólo representa al 80% de los cazadores, la mayoría de los cotos sociales y propiedades de España, sino también al 100% de los sectores que giran alrededor de la caza y la naturaleza- avisa de que cualquier censo de esta especie debe ser elaborado bajo la supervisión directa de la Administración, que debe garantizar su rigurosidad y que se elabore con una metodología científica. La ONC ya realiza investigaciones al respecto y se pone a disposición del Ministerio de Agricultura para colaborar activamente. En este sentido, anima a dicho Ministerio a llevar a cabo un estudio independiente para conocer la situación real de la población del lobo en España, sobre todo teniendo en cuenta que en los últimos meses se han registrados ataques de lobos a ganado en Salamanca, Ávila, Hoyos del Espino, Galicia y Vizcaya, lo que ha llevado a las Administraciones autonómicas a estudiar el aumento de las ayudas económicas a los afectados por estos ataques.

Esto no coincide con la imagen que intentan trasladar las organizaciones anticaza, que apuestan de forma irracional por prohibir la caza sostenible de una especie que ya está causando importantes daños en diversas áreas. La ONC apuesta por una gestión sostenible de esta especie que permita su caza controlada para su correcto desarrollo y la convivencia con otras especies silvestres y hábitats. Alerta además de la negativa incidencia que podría tener una sobreprotección de esta especie sobre los hábitats.

Por otra parte, la ONC lamenta que desde una organización como WWF se hable de caza furtiva del lobo en Castilla y León cuando a día de hoy no hay un solo dato que avale esta afirmación, realizada con el único objetivo de dañar la imagen del sector cinegético. Un sector que, además, está trabajando en los últimos años intensamente para apoyar la recuperación de especies en peligro de extinción como el urogallo, el oso pardo, el águila imperial o el lince ibérico.

En definitiva, la Oficina Nacional de la Caza reclama que caso de producirse algún hecho aislado e ilegal se criminalice al individuo y no a ningún colectivo. El sector cinegético y todos sus componentes se encuentran especialmente comprometidos con la conservación de los hábitats y las especies.

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •